Tu Vida

¿Qué es la escalada y por qué todos están obsesionados con esto?

La escalada es un deporte que se posicionó como uno de los favoritos del 2016, y que ahora sigue con gran fuerza, ¿lo intentarías?

¿Qué es la escalada y por qué todos están obsesionados con esto?
  • Facebook
  • Twitter
  • Google

Por Karen Hernández

El 2016 fue el año en que escalar, pasó a ser una actividad popular, y de pronto, los llamados "rocódromos" se convirtieron en el punto de reunión para hacer deporte y socializar (porque sí, el deporte une). Pero, ¿qué es lo que está volviendo loco a todo mundo?

        DESCUBRE MÁS

 

La escalada no es un deporte nuevo ni tampoco algo sacado de la manga de los últimos meses. Ya existía, siempre lo ha hecho, la cosa es que como toda tendencia, es un deporte que vuelve, se olvida, vuelve y se olvida otra vez. Muchos creen que se trata de un deporte de alto riesgo que sólo los más aventureros y fortachones pueden hacer. No, en realidad se trata de algo más que fuerza y tampoco significa que tendrás que escalar las Montañas Rocallosas (en Canadá y Estados Unidos) para arriesgar el pellejo. 

La escalada, es una modalidad deportiva que requiere de gran habilidad y técnica. Sin embargo, es ideal para tonificar los músculos, bajar de peso y divertirse al mismo tiempo.  Se trata de un desafío para tu cuerpo y tu mente, ya que como al bailar, es necesario entender lo que estás haciendo para dar el mejor paso, con la mayor gracia posible para no resbalar.

Aunque no se trata de un ejercicio aeróbico como tal, es una actividad recreativa y un deporte que te trae diversos beneficios, los cuales explican a la perfección, por qué parece que todos están metidos en grrupos de escaladores.

Equilibrio: a pesar de que la fuerza no lo es todo, hay un gran trabajo por parte de los músculos, y al tener que forzarlos para sujetar las piedras soporte, el peso de nuestro cuerpo hace que busquen estabilizarse, mejorando nuestra capacidad de mantener el equilibrio, así como tener una mayor noción del espacio.

Variedad de entrenamiento: a diferencia del gimnasio, donde por costumbre terminamos haciendo las mismas rutinas, la escalada permite una amplia variedad de modalidades que te hacen progresar constantemente en todos los sentidos. estancamiento en tu progresión. Tonificas a la vez que aprendes un nuevo deporte, y esto te ayudará a seguir acudiendo al gimnasio cada día.

Incrementas tu fuerza: como mencionamos, la fuerza no lo es todo en este deporte, pero sí hay un papel importante que juegan los músculos. Cada movimiento que se realiza, e incluso el hecho de quedarte sujeto, aunque no te muevas, implica un trabajo constante de los antebrazos, la espalda (dorsal), la escápula y los hombros (una parte que por lo general no trabajamos y sin embargo almacena grasa que resulta molesta cuando usamos traje de baño o tirantes. Estas áreas son puntos de fuerza que se tonificarán más que cuando haces una rutina común de pesas.

Ganas flexibilidad: así como hay un gran trabajo de los músculos, esta actividad también exige una gran movilidad de las articulaciones, pues se requiere esfuerzo para mantener posturas "no naturales" para elcuerpo que nos empujen durante el ascenso. Por momentos, es como practicar yoga en lo alto, sólo que con un arnés y muchas piedras alrededor.

Alimenta tu mente: con la esclada se trabaja mucho el físico, pero también es un gran gimnasio para la mente, ya que permíte que desarrollemos una mayor concentración mientras vamos subiendo. Aunque los músculos se tensen, la mente debe estar relajada y concentrada a la vez para entender el espacio en el que estamos sujetos y así tomar la mejor decisión para nuestro siguiente movimiento. Es una consciencia total de nuestro cuerpo para llegar a la cima.

Socializas: aunque muchas veces lo practiquemos de forma individual, el deporte es un punto de unión con otros que se encuentren en la misma línea que nosotros. La escalada ofrece la oportunidad de unirte a grupos o equipos de competición donde conoces a otras personas y compartes la pasión por el deporte. De hecho, aunque lo hagas sola, es importante tener un compañero que te apoye y con el que vayas ascendiendo (físicamente y en cuestión de progreso y objetivos). Esto es para darnos seguridad e indicaciones claras desde el suelo para que la escalada sea más fácil.

 

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO

Y EN IMÁGENES

 Imagen foto_00000015

 

 

Notas relacionadas

Ver más