Tu Vida

"Este no es el cuerpo del que te enamoraste", carta de un cuerpo post-parto

Las cicatrices y la piel colgante después del parto valen la pena por todo lo que tu cuerpo puede hacer

"Este no es el cuerpo del que te enamoraste", carta de un cuerpo post-parto
  • Facebook
  • Twitter
  • Google

Foto: [email protected]

Por Karen Hernández

Después de dar a luz, el cuerpo de la mujer sigue con grandes cambios pues el útero va regresando poco a poco a su forma natural, al igual que la línea marrón que se hace por el estómago durante el embarazo. Las estrías seguirán y empezarán a mezclarse con la piel pero sin desaparecer del todo y la piel de la barriga se sentirá suave y colgante.

MÁS: 'Hip Dips': El movimiento en Instagram que empodera las 'caderas de violín'

Es difícil sentirte como tú otra vez después de tener un bebé y de pronto una siente rollos donde antes no había, después de todo, el cuerpo se "estiró y cayó". Pero esto no es necesariamente bueno ni malo, sólo es diferente y poco a poco volverás a sentirte como antes (o mejor).

Ahora, un emotivo mensaje está circulando por las redes sociales y a través de palabras de aliento, busca hacerle ver a las mujeres la belleza que existe en un cuerpo de posparto. La autora, Laura Mazza, compartió que lidió con problemas para aceptarse después de tener a su bebé y que fue su marido quien la inspiró a mirarse con amor

MÁS: 'TaTa top', la revolución de los pezones que enloquece a Instagram

Probablemente muchas mujeres que han tenido un hijo entenderán lo difícil que es verse la barriga tras haber dado a luz. Las cicatrices, la piel colgante se convierten en el peor enemigo frente al espejo. Por ello, muchas comparten fotografías de su cuerpo en Instagram y junto a esta carta, publicada en la pagina de Facebook, Love What Matters, demuestran que no hay por qué rechazar nuestro cuerpo, sino aceptarlo y amarlo por todo lo que puede hacer.

"Este no es el cuerpo del que te enamoraste, le dije. El cuerpo del que te enamoraste estaba tonificado, tenía músculos, no tenía estrías en el estómago ni en los senos; no había rastros de músculos caídos. El cuerpo del que te enamoraste entraba en unos pantalones ajustados y podía entrar a una tienda de ropa y tomar cualquier talla sin problema porque estaba en forma..."

 

"Este cuerpo ahora no puede comprar en esas tiendas y la mayor aprte del tiempo usa leggings. El cuerpo de él quedó igual, pero el mío cambió en todos los sentidos. No es justo. Me detuve frente a él y con lágrimas en los ojos le dije, "este no es el cuerpo del que te enamoraste" y me respondió, "tienes razón, no es el cuerpo del que me enamoré. Pero es el cuerpo que llevó a nuestros hijos, que los alimentó y comfortó. Creó vida. Tu cuerpo es del que me enamoro todos los días"

MÁS: Dolores que podrían ser problemas emocionales y cómo liberarte de ellos

"No sabía lo que era amor hasta que vi todo lo que era capaz de hacer. Así que gracias. No te sientas apenada por lo que tienes o por como se ve ahora. Hay mucho tiempo para volverlo a su forma pero por ahora, disfruta el hecho de que has creado algo que vale cada marca y estría.  Si necesecitabas un recordatorio, este es y vale la pena cada pedazo de amor que dar"

 

Una publicación compartida de Ruth Lee (@baybayruth) el 23 de Feb de 2017 a la(s) 10:32 PST

 

 

 

 

Notas relacionadas

Ver más