Actualidad

Asesinatos de mujeres en México: desaparecer y aparecer muerta

Las mujeres, además de desaparecer, acostumbramos aparecer muertas después; somos secuestradas, asesinadas y enmaletadas por sujetos, grupos o instituciones con nombres y apellidos

Asesinatos de mujeres en México: desaparecer y aparecer muerta
  • Facebook
  • Twitter
  • Google

Por Cynthia Híjar

Esta maldita costumbre de desaparecer un día, luego de salir a la farmacia, al cine, a ver a tu novia o novio, a bailar de noche, a trabajar. Esta maldita costumbre de desaparecer secuestrada en el auto de un hombre extraño o en tu propia casa luego de que tu ex novio o tu marido te ha asesinado. Esta maldita capacidad de desaparecer de una en una, de siete en catorce, de todas a la vez sin que al Estado le importe, sin que una sociedad civil enardecida te cuente como una lista dolorosa, como un número entrañable en marchas anuales para exigir que te devuelvan con vida. Esta maldita forma de desaparecer entre desaparecidas.

DESCUBRE MÁS

 

Hace unos días mi amigo Karl me pidió que compartiera en Facebook la noticia de que Karen Rebeca Esquivel había desaparecido, que la estaban buscando sus amigas y familiares. Me recordó a una amiga de la secundaria que tiene el mismo nombre y me estremecí por la coincidencia. Leí la noticia de su "aparición". Enmaletada, decía la nota.

Y es que las mujeres, además de desaparecer, acostumbramos aparecer muertas después. Esta maldita costumbre a la que nos obliga el México feminicida, el crisol de la trata de personas, el del mercado negro que vende niñas y niños, el México que se nos fue pudriendo entre las manos y que todos los días sostiene la realidad feminicida con acosos, con escarnio público, con violencia económica nomás por ser mujeres. A los medios de comunicación, por más de izquierda que se autoproclamen, no les ha quedado claro que las mujeres no desaparecemos y aparecemos como por arte de brujería: somos secuestradas, asesinadas y enmaletadas por sujetos, grupos o instituciones con nombres y apellidos.

Lo que pasa en México es que una vez que cruzas la línea revelando esos detalles, tu vida corre aún más peligro del que ya corría por el sólo hecho de vivir aquí. Pasa que si investigas y logras encontrar ese detalle, el de la autoría de los feminicidios, te cortan las redes, la libertad, las palabras o la garganta. Pasa que los medios simulan preocupación mientras comparten fotografías de los cuerpos desnudos, sin guardar el mínimo respeto por la vida de nuestras hermanas. Total, si desaparecen y aparecen así, mostremos su cuerpo tendido con los pantalones abajo, las medias rotas, la ropa interior asomándose, y luego digamos que hemos cubierto las noticias, que realmente nos importaba.

En abril, por ejemplo, mientras la agencia de noticias Guerrilla Comunicacional México compartía la fotografía de mi compañera Nayeli y llamaba a la gente de izquierdas a acosarla y hostigarla por Facebook y Twitter, fue encontrada otra "aparecida". Una niña de entre 2 y 2 años y medio, ojos café, cabello oscuro y tez morena clara. Medía 85 centímetros al momento de su asesinato. Vestía un pantalón amarillo y una blusa blanca. Ángela, de 2 años y medio, había sido abusada sexualmente y murió debido a un traumatismo en las cervicales.

Nadie la reclamó en dos años, incluso después de que fue encontrada en una maleta en la colonia Juárez. Guerrilla Comunicacional no dijo nada al respecto, estaban muy ocupados en someter al escarnio a Nayeli, cuyo crimen fue atreverse a asumir la pinta de una banqueta que sostenía el antimonumento "Nosotras no somos Ayotzinapa" porque a nosotras nadie nos cuenta, nadie nos busca, nadie nos reclama.

Las desaparecidas y aparecidas, son el gran encabezado de las noticias, de este silencio impune y de la forma en que siempre se distrae la atención de las mujeres asesinadas. No desaparecieron, fueron secuestradas; no aparecieron muertas, fueron asesinadas, ¿cuánto dolor y cuántas vidas le va a tomar a los medios entenderlo?

Imagen foto_00000001

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO

Y EN IMÁGENES

Notas relacionadas

Ver más